Cafés2018-03-27T11:10:42+00:00

Cafés de especialidad

Se utiliza el término café de especialidad para describir un café único y especial con trazabilidad y estándares definidos que garantiza la máxima calidad del café. Estos cafés se someten a valoración por catadores Q-Grader con estándares de calidad de la SCAA (Asociación de Cafés Especiales de América) y deben superar la calificación de 80 puntos sobre 100 en total.

Para que un café sea “de especialidad” debe provenir de regiones cuyas condiciones microclimáticas, la especialidad de su semilla y el método de cultivo les confieran un perfil de sabor único a la cereza.  El café de especialidad no se debe confundir con las denominaciones de cafés “premium”  o “gourmet”, que  solo son términos de marketing donde no hay establecidos estándares definidos y contrastados por personas catadoras expertas.

La Asociación de Cafés Especiales de América (SCAA) explica que “La especialidad solo puede ocurrir cuando todos, incluidas las diferentes etapas de la cadena de valor del café trabajan en armonía y mantienen un enfoque fijo en estandartes y excelencia desde el principio hasta el final

En la cata de café se evalúan los siguientes 10 aspectos pudiendo superar la taza un total de 100 puntos,  puesto que cada uno de los aspectos evaluados pueden ser puntuados de 1 al 10 en total: Fragancia/aroma, sabor, sabor residual, acidez, cuerpo, uniformidad, balance, taza limpia, dulzor e impresión subjetiva del catador.